Yasemin Sannino “La pasión turca es un relato de amor y pasión”

Entrevista a Yassemin Sanino

¿Cómo te llegó el proyecto? 

Fue casual. La directora de casting Carmen Cutrilla había llamado a mi esposo Cosimo Fusco para preguntarle si hablaba también turco, ya que tenía un agente en Turquía. Él le dijo que no, pero que, al tener una esposa actriz turca, podía trabajar en ello. En ese momento le preguntaron quién era yo y le pidieron que enviara mi material. Obviamente, en ese punto la pregunta era si yo podía hablar español.

Es una inspectora con ganas de saber la verdad ¿cómo fue la construcción del personaje en un idioma que no era el suyo? 

Tuve la suerte de trabajar con Assumpta Serna, que fue muy valiosa. En cuanto al español, al hablar varios idiomas y ser cantante y música, no tuve dificultades para imitar lo que escuchaba. En cuanto al personaje, fue un trabajo muy meticuloso porque a todos nosotros, al final, nos mueve los mismos sentimientos, pero cada cultura tiene una manera diferente de expresarlo, y yo tenía que hacerlo consistente en un idioma que no hablaba. Como el español es similar al italiano, tenía la de la comprensión, pero tenía que tener cuidado de no dejar salir nada de italiano en mi forma de hablar porque Fatma es turca.

Maggie Civantos hace una gran interpretación ¿cómo fue trabajar con ella? 

Ella es realmente increíble, al punto de que puede ser muy distraída. Me habría quedado todo el tiempo mirándola en mis escenas con ella. A veces tenía que recordarme que era mi turno de decir la línea. Además de ser de una belleza conmovedora para mí, está constantemente cargada de emociones e intenciones, por lo que tienes que seguirle el ritmo. Es una actriz que da muchísimo. En nuestras escenas, sentía que Olivia lanzaba continuamente ideas a Fatma. Pienso que nuestros personajes han funcionado bien juntos.

La serie habla hasta qué punto llegamos a una relación de dependencia. ¿Te parece que los seres humanos debemos querernos primero a nosotros antes de amar a alguien? 

En teoría debería ser así, pero sucede raramente. Una relación debería ser siempre un equilibrio dinámico en el que también se puede ceder terreno al otro, pero luego en algún otro aspecto lo debes recuperar, si no se instauran roles malsanos y difíciles de desmantelar. Se te quedan pegados y con el tiempo terminas por no reconocerte a ti misma.

¿Conocías la novela de Antonio Gala? 

No la conocía. Había visto la película y quiero leerme el libro en español.

Aparte de pasión turca ¿conocías la ficción española? 

¡Claro que sí! Me fascina el coraje de las series españolas. Se atreven muchísimo en muchos frentes, me gusta la crudeza que hay, pienso en Sky Rojo, Mano de Hierro, Vis a vis, pero también me gusta que no sean esclavas del concepto de belleza común. Sobre todo, las mujeres suelen ser mujeres reales, las que ves en la calle, con sus defectos, y sin embargo igual de fascinantes. Últimamente estoy viendo Un nuevo amanecer, Yolanda Ramos es fantástica.

¿Por qué los espectadores tienen que ver la pasión tuerca? 

La pasión turca es un relato de amor, pasión sometimiento, redención, muerte y renacimiento, en fin, un torbellino de sentimientos, todo en un marco fascinante, único y no carente de contradicciones como Estambul.