El regreso de Ben: Emotivo drama con una magnífica Julia Roberts

El regreso de Ben: Una blanca navidad no tan bonita como nos quieren hacer creer.

El tema de las drogadicciones en el cine americano ha sido uno de los temas más controvertidos, aceptar que la población está totalmente controlada ya sea con drogas o fármacos es algo difícil. Por eso propuestas como El regreso de Ben siempre son bienvenidas.

Es Navidad y Holly como cualquier familia prepara los preparativos de estas fiestas, aunque no contaba con su hijo Ben que lleva meses en una clínica de desintoxicación. Ben quiere pasar las navidades con su familia, pero ¿estará preparado para volver a su vida normal?

Como he dicho siempre he valorado positivamente el tema de la drogadicción en el cine, un tema que debería ser más tratado para advertir del peligro de estas sustancias que siguen siendo tan consumidas (y más en estas fiestas). El regreso de Ben no se puede comparar con Trainspotting o con la imprescindible Requiem por un sueño pero la película de Peter Hedges emociona y tiene momentos muy logrados.

Aunque El regreso de Ben destaca por sus grandes interpretaciones, es un acierto que la novia de América Julia Roberts haya dejado las comedias románticas para centrarse en trabajos más arriesgados y valientes. Julia realiza una interpretación sobrecogedora demostrando lo buena actriz que es… Lucas Hedges también demuestra una especial sensibilidad hacia el personaje, la verdad es que Lucas vuelve a demostrar su talento después de la nominación al Oscar por Manchester by the sea.

Aunque me parece una buena película si que es verdad que pienso que todo es demasiado bonito en el film, no le vendría mal que fuera un pelín más dura. Tanto Julia como Lucas están demasiados guapos en el film. Algo que resta credibilidad para un tema como el de las drogas que consumen tanto el alma como el físico de las personas.

Recomendada: Para espectadores que piensen que no todo en Navidad son familias bonitas. Para fans de la única novia de América que existe, que sigue siendo Julia Roberts.