Charco: Canciones del río de la plata: Música que sale del alma

El charco: Canciones del río de la plata: Documental exquisito para los amantes de la buena música

La música define la manera de sentir de un país, aunque no lo viviese, sé que la música de los años 70 en España reflejaba un país roto, pero también las ganas de resurgir de una sociedad sometida por la dictadura de Franco, por eso me ha gustado el reflejo de la música en Charco: Canciones del río de la plata que recopila más de 70 artistas argentinos y uruguayos. Dirigido por Julián Chalde.

Sinopsis

Movilizado por la certeza de que algunos géneros musicales, como la milonga, son universales, el músico e investigador Pablo Dacal comienza un viaje aguas arriba hacia las fuentes de la música popular del Río de la Plata. Desde la canción del siglo XXI hasta la música anónima del payador perseguido, pasando por cada uno de sus afluentes: el rock y la psicodelia, la cumbia, el cadombe y la murga, el tango y el folclore. Desde el ruido de la ciudad y sus puertos hasta el silencio unánime del campo. Conjugando a su propia generación con las influencias casi patriarcales de Atahualpa Yupanquiy Osiris Rodriguez Castillo.

En el final de este viaje, que es como una poderosísima retrospectiva sobre el origen de nuestra música, tendrá lugar una de las escenas fundacionales de la música rioplatense: un duelo de improvisación musical entre dos habitantes de las distintas del río.

Critica

Los documentales musicales sigue siendo una de las variantes más exitosas del genero, films que además de contar historias nos deleitan con una banda sonora estupenda que en el caso de Charco: Canciones del rio de la plata nos permiten viajar y vivir en los lugares donde se desarrolla el documental.

Charco no solo habla de música sino de la vida de los cantantes que aparecen en el film, una presentación que reúne a artistas conocidos como Jorge Drexler o Fito Paez con otros interpretes menos conocidos pero que nos conquistaran gracias al talento que demuestran en la película. Porque Charco habla de los orígenes de la música Argentina y Uruguaya y de la importancia de cuidar de este arte,  que por suerte no se pierde dentro de la industria musical y que se mantiene viva gracias a esta generación de músicos.

Un documental para despertar los cinco sentidos y descubrir la música del río de la plata.

Recomendada para: para melómanos y para espectadores que quieran descubrir nuevos horizontes.